Responsabilidad Social Laboral: qué es y cómo integrarla en nuestro Sistema de Gestión

Responsabilidad Social Laboral: qué es y cómo integrarla en nuestro Sistema de Gestión

La Responsabilidad Social Empresarial supone la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en las operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores.

En un avance técnico de gran relevancia para una conceptualización de la RSE, la SAI regula la Norma SA 8000 relativa a la Responsabilidad Social Laboral, específica para las relaciones laborales, incluyendo una serie de requisitos del entorno de las relaciones laborales.

La dificultad surge a la hora de la implantación y la integración en la sistemática de la empresa, en donde podemos encontrar varios sistemas implantados, y a la cual hay que sumar aquellos requisitos de la norma SA 8000, entre los que se encuentra el requerimiento de integrar un Sistema de Gestión que permita controlar esos aspectos de la gestión laboral.

Pues sí, desde el año 2012 contamos con la estructura de alto nivel del sistema de gestión,  respondiendo a la necesidad de unificar criterios estructurales que permitan el cumplimiento ordenado de requisitos exigidos por las distintas normas a las que se quiera ajustar una empresa.

Cuando antes se hablaba de “integración de sistemas” se producía cierta confusión, y mucho más cuando las ideas de un sistema se resumían en un sello. La idea era la de “sistemas de gestión”, en plural, como si en las empresas tuviésemos varias sub-empresas o varias formas de hacer las cosas,…y nada más lejos de la realidad.

No se necesitan varios sistemas de gestión sino solo UNO; un solo sistema que responda a los modelos de referencia que queramos, pero sin duplicar esfuerzos y tareas.

Como les decía a mis alumnos del Grado de Turismo de EUSA-Universidad de Sevilla-, el hecho de estar certificado por varias normas, no quiere decir que tengamos varios sistemas de gestión, sino que uno solo responde a laos distintos requisitos de las normas, ya sea Q de Calidad, ya sea ISO 9000 o ISO 14000, OSHAS o SA 8000…Son modelos de referencia en los que nos apoyamos, y adaptamos nuestro sistema de gestión a cada uno de los modelos, haciendo de la gestión de nuestra empresa, y sus especificidades, propias de las normas, nuestra gestión y saber hacer empresarial.

La Norma SA 8000 no es diferente. Ya me he encontrado con varios clientes que, incluso con experiencia en sistemas de gestión, encuentran dificultades a la hora de “integrar” las normas y su aplicación a la empresa.

La SA 8000 comienza dando unas reglas generales de trabajo y se introduce de lleno en la exigencia de requisitos de diversa índole: Trabajo infantil, forzoso y obligatorio, sindicación y negociación colectiva, discriminación, horarios de trabajo, remuneración,… requisitos puntuales que se introducen, para su validez y evidencia, en los distintos procesos internos de la empresa.

Y no, no me he olvidado de la Seguridad y Salud, ni del procedimiento sancionador (requisitos específicos de la SA 8000). Lo que pasa es que estos requisitos están muy sistematizados y se identifican más como procesos propios, y es cuando la esencia de estos, responde a una estructura de gestión de la empresa. Los requisitos son cumplidos a través de la ejecución de procesos.

Y ya directamente, la norma SA 8000, requiere la implantación de un sistema de gestión, y con ello identifica unos sub-requisitos que de pleno puede ser respondido por esta estructura de ALTO NIVEL, que no solo responde, sino que perfecciona este orden sistemático en el que la empresa se apoya para gestionar bajo una, o unas, referencias concretas.

La Estructura de Alto Nivel del Anexo SL es la base actual de la normalización de los estándares de sistemas de gestión tipo ISO para lograr una estructura genérica, uniforme, y fácil aplicación en empresas con varios sistemas de gestión integrados. Fue diseñada por el Joint Technical Coordination Group (JTCG – Jefes y Secretarios de los Comités Técnicos de Normas de sistemas de gestión) y se espera que las distintas normas ISO, en sus revisiones, se vayan adaptando a este marco conceptual-estructural.

Ya se están trabajando las distintas normas sobre este esquema y las revisiones de la ISO 9001 (prevista para 2015) y de la ISO 14001, incluirán esta estructura del anexo SL. Ya la ISO 27001:2013 (Sistemas de gestión para la seguridad de la información), contiene esta estructura.

El Anexo SL define la estructura y el formato común para todas las nuevas normas de sistemas de gestión ISO y revisiones de las normas existentes.

Pero ¿cómo podemos estructurar la implantación de la SA 8000 a la nueva Estructura de Alto Nivel?

El siguiente cuadro hace una distribución lógica de los apartados de la norma por los bloques estructurales del anexo SL:

No cabe la menor duda de que hay que estar atentos a los distintos modelos a la hora de implantar, y con ello configurar un sistema INTEGRAL que verdaderamente tenga como prioritario la obtención de resultados, por encima de la propia promoción o prestigio, la cual será una recompensa más sólida cuando esté ligada a los propios resultados, antes que a un sello.

Por: Ignacio Montojo. Consultor de Estrategias de Empresa, Calidad y Medio Ambiente. @AiraConsultores.

No Comments

Post A Comment

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar