Blog

InicioSin categoríaEl descanso del guerrero 2: organización y respeto

El descanso del guerrero 2: organización y respeto

 

Frecuentemente me encuentro con ejecutivos y directivos que no solo reconocen su incapacidad para desconectar del trabajo fuera del entorno y la jornada laboral, sino que incluso no entienden que los demás puedan hacerlo con naturalidad, piensan que está reñido con un alto compromiso con la organización.

Como comentamos en la entrada anterior, el descanso está relacionado directamente con nuestro bienestar físico y psicológico, y también con mantener nuestras capacidades al máximo nivel. Además la incapacidad de desconectar de lo laboral cuando estamos ejerciendo otros roles, padre, madre, amigo, pareja, hijo, hermano, holgazán, lector…, acarrea en muchos casos disfunciones con nuestro entorno, dificultad para disfrutar, estrés, insomnio, irritabilidad y otras problemáticas. Y aun así conozco a demasiadas personas que pasados los años no entienden por qué se han quedado solas.

Cuando hablamos de atención plena en el trabajo también es aplicable fuera de él, saborear el momento, aprovechar cada matiz nos enriquece, nos hace sentirnos mejor y dar lo mejor de nosotros en cada momento. Ahora que estamos en momento de vacaciones hemos de trabajar nuestra capacidad para desconectar y centrarnos en otros roles o en nosotros mismos. Entiendo que el propietario de una empresa tiene muy mezclada su vida con el trabajo, pero de verdad que por higiene hay que darle a cada cosa su momento.

Para conseguir esa desconexión lo primero y más importante es organizarse, preparar antes de nuestra salida todo aquello que tenemos que dejar cerrado, convenir quién y cómo debe de cerrar los siguientes pasos, dar instrucciones precisas, delegar y confiar en el trabajo de los demás. Una vez estemos disfrutando las vacaciones hemos de evitar estar revisando continuamente correos y wasap, así como mantener el teléfono abierto permanentemente. Utilizar herramientas de correo de fuera de oficina o desvíos de llamada e informar a las personas acostumbradas a interaccionar cotidianamente con vosotros, compañeros, colaboradores, clientes o proveedores, indicando quien es el interlocutor cuando no estéis. Todo el mundo comprenderá que tenemos que descansar, pero hay que trabajar un poquito los días previos para que todo quede organizado.

También para aquellos que les cuesta trabajo entender que hay personas que sí pueden desconectar, han de saber que para la mayoría es un derecho y una necesidad, por ello lo que corresponde es respeto. Informémonos y aclaremos, cuando sean nuestros colaboradores los que se van de vacaciones, en qué momento dejan cada una de sus responsabilidades, y exijamos y ayudemos a que se organicen adecuadamente previo a su partida, evitando tener que molestarles cuando estén disfrutando de su descanso.

Por último, los colaboradores tienen que desconectar de sus jefes no solo cuando están de vacaciones, también cuando los que están de vacaciones son los jefes, dejémosles actuar, evitemos las llamadas desde la sombrilla o la piscina, confiemos en sus capacidades y, por mucho que nos necesiten y aprecien, tampoco está mal que nos echen un poco de menos.

Así que para el que tiene dificultades con el descanso del guerrero recordad: necesidad, obligación, organización y mucho respeto hacia uno mismo y hacia los demás.

Escrito por

El autor no ha proporcionado información sobre su perfil todavía.

Escribir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.