Blog

Docencia de la formación para el empleo: Consigue ahora el título necesario para impartir formación para el empleo

Si te dedicas, o piensas hacerlo, a impartir formación para empresas públicas o privadas (cursos para trabajadores, para desempleados, cursos bonificables por la Tripartita, etc.) necesitas acreditar algún tipo de formación didáctica. Este requisito lo cumplen quienes poseen titulación de Pedagogía, Psicopedagogía o el CAP. Para los que no cuenten con dichas titulaciones, lanzamos una formación online que servirá para obtener esta acreditación necesaria ante organismos públicos y privados.

El próximo mes de noviembre lanzamos el curso oficial en modalidad de Teleformación para la obtención del Certificado de Profesionalidad de Docencia de la Formación Profesional para el Empleo (340 horas).  Con la superación del curso, obtendrás un certificado oficial del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

poster-docencia-vfinal

Obtén toda la información aquí

AL MATRICULARTE EN ESTE CURSO, AHORA PODRÁS REALIZAR GRATIS UN CURSO ONLINE DE FORMACIÓN DE TELEFORMADORES . Infórmate aquí

Coaching ejecutivo: ¿te lo vas a perder este año?

Ya está abierto el período de inscripción al Programa Superior de Coaching Ejecutivo que, como cada año, imparten en Sevilla los coaches expertos certificados de Aira, Dictea y DGA Consultores.

Si queréis conocer las claves del programa de la mano de Jane Rodríguez del Tronco, Coach y Experta en marca personal, estáis invitad@s el día 8 de septiembre a las 19:00h en la Fundación Valentín de Madariaga. ¡Acércate y te lo contamos todo! Más información

 

Continuar leyendo

¿Quién da más?

Ahora parece que tenemos emprendimiento “hasta en la sopa”. Pones la televisión y tenemos programas donde nos presentan las starp-up más exitosas, seguimos después y nos aparecen “tropecientos mil coaches” que harán milagros con los emprendedores y nos los motivarán tanto que no les hará falta ninguna bebida energética … Este es el panorama.

 

Si lo vemos desde la óptica de la búsqueda de financiación, pues parece que el dinero cae del cielo. Claro, como están los “Bussines Angels”, se nos trasmite que no hay dificultad para obtener financiación; hay rondas de inversores, aceleradoras, centrifugadoras y …….“SÍRVASE VD. MISMO”.

Pero esta no es la realidad, pongamos los pies en el suelo.

Cuando un proyecto empresarial o una starp-up es  invertible es, pues, fácil… cuando cumple con las condiciones que esperan los posibles financiadores, sean Bussines Angels , Capital Venture o cualquier otra fórmula.

En primer lugar hay que tener en cuenta que business angels y capital riesgo no son los únicos inversores posibles para una empresa que se está iniciando.

Vamos a analizar las variables más importantes que todo inversor privado ha de tener en cuenta cuando analiza un nuevo proyecto, partiendo de que la primera quizás sea el crecimiento rápido y escalable del valor de la starp-up.

Cuando hablamos de escalable nos estamos refiriendo a que la empresa  pueda crecer sin necesidad de acometer nuevas inversiones, es decir, que si yo, con 100.000 euros tengo operativa mi empresa y al mes tengo 500 clientes, si en tres meses tengo 5.000, que no sea necesario aumentar la inversión inicial. Y así sucesivamente. Esto es algo muy relacionado con negocios en entornos digitales y poco factibles en negocios no digitales, en mi opinión.

Cada inversor tiene un criterio financiero de invertibilidad, que se basa en la tasa de revalorización de todos los proyectos en los que invierte y en el ratio de éxito en sus inversiones personal.

Los business angels gestionan  el riesgo de sus inversiones utilizando la estadística, invirtiendo poco dinero pero en muchos proyectos  y aspirando a que en, conjunto, tengan una rentabilidad media no inferior a una cierta TIR (Tasa Interna de Retorno) que sería la rentabilidad media de toda su cartera de proyectos.

De este modo, aunque algunas inversiones terminen siendo no exitosas, la otras se revalorizarán a gran velocidad, por lo que compensarán las pérdidas de las primeras, devolviendo todo lo invertido en ellas más una plusvalía que es lo que hace que su cartera de inversiones sea rentable.

 

Por lo tanto, un inversor va a exigir una rentabilidad que le permita recuperar sus fracasos, por encima de lo obtenido en inversiones medias en Bolsa, y además es necesario que el crecimiento de tu negocio sea rápido porque por filosofía un inversor de estas características quiere rotación entrar en un proyecto, obtener rentabilidad, retirarse e invertir en otro más atractivo.

 

Cada inversor establece una TIR de proyecto mínima por debajo de la cual no considera que tu start-up sea invertible por él.

 

David Rose, business ángel de Silicon Valley, entrevistado por Expansión, reconoce que hoy la ratio de éxito en aquel ecosistema se acerca a 1:20, esto es, 1 de cada 20 proyectos en las que se invierte van bien, y el resto fracasan y no logran devolver el dinero rápidamente o están en punto muerto  permanente  no dando beneficios que permitan devolver la inversión.

David Rose indica en la entrevista antes citada que espera una TIR de todos sus inversiones cercana al  26%.

Según esto, una start-up tendría que ofrecer a David Rose una TIR del 242% para un éxito en 3 años. Ese sería, por tanto, el criterio de invertibilidad de Rose; y start-ups más lentas no tendrían interés financiero para él.

 

Podemos generalizar este caso y aplicarlo a otros entornos o ecosistemas  menos exigentes o desarrollados, como el de nuestro país, por ejemplo, donde la rentabilidad esperada rondaría un 200% y donde la tasa de éxito es de 2:20.

 

Os recomiendo la visualización de vídeos de en YouTube donde se entrevista a Luis Martín Cabiedes, el referente de los Business Angels españoles.

Por: Eugenio Gamito García. Director de Proyectos de Aira Consultores

Continuar leyendo

Asistimos a un evento empresarial de Andalucía Económica

Nuestros directivos Manuel García y Fernando Moreno asistieron a la última edición del Ciclo “Líderes de nueva generación” organizado por Andalucía Económica en el Mercado Lonja del Barranco de Sevilla.

En el evento, al que acudió un nutrido público, destacados empresarios andaluces contaron en primera persona su experiencia empresarial.

Continuar leyendo

Claves para entender la seguridad laboral desde la mirada de la ISO 45001

La norma OHSAS 18001 (Occupational Health and Safety Assessment Series), un Sistema de gestión de Seguridad y Salud en el trabajo orientada a la identificación de los riesgos y la prevención de la aparición de accidentes laborales, es la base de diseño para la elaboración de la futura ISO 45001.

calidad2

En 2013 comenzaron los trabajos por parte del comité ISO PC 283 que cuenta con la participación de más de 100 expertos de todas partes del mundo en el desarrollo de esta futura norma Internacional para la seguridad y salud en el trabajo y cuya publicación está prevista para Mayo del 2017.

La OHSAS 18001 pasará a ser una norma Internacional para los sistemas de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo y será el tercer modelo de sistemas de gestión más implementado por las organizaciones de todo el mundo después de la ISO 9001 y 14001.

La ISO 45001 se está diseñando bajo la “estructura de alto nivel” o “High Level”, al igual que las nuevas normas ISO aprobadas desde el año 2013 (Como la ISO 39001 de Seguridad Vial del año 2013, o las clásicas ISO 9001 e ISO 14001 del año 2015) y que permitirá, con facilidad y efectividad, integrar todos los requisitos de las normas en un solo sistema de gestión.

La implantación de la ISO 45001 traerá beneficios implícitos, a las empresas que lo consigan, dotándola de una gran competitividad, ya que serán más eficientes, rentables y conocidas nacional e internacionalmente como una organización que vela por la salud y la seguridad de sus trabajadores.

La ISO 45001 incorporará el ciclo PHVA (Planificar-Hacer-Verificar-Actuar) y el pensamiento, ya generalizado en la mayoría de las normas modernas, basado en la gestión del riesgo, su evaluación y posterior corrección o prevención.

Lo que aporta la ISO 45001 respecto la OHSAS 18001 es el apartado de gestión del riesgo, su identificación, evaluación y control, organizándose bajo los parámetros de los sistemas de gestión y la sistematización de  actividades.

Así pues, la nueva ISO 45001 seguirá las líneas del Anexo Sl, y tendrá la estructura siguiente:

  1. Objeto y campo de aplicación
  2. Referencias normativas
  3. Términos y definiciones
  4. Contexto de la organización
  5. Liderazgo
  6. Planificación
  7. Soporte
  8. Operación
  9. Evaluación del desempeño
  10. Mejora

De OHSAS a ISO supone todas las ventajas que aporta la certificación internacional tipo ISO, en prestigio y globalización mundial de los estándares relativos a la seguridad laboral. Y con esta perspectiva, la asunción de un “modelo de referencia”, validado por expertos de todos los países y que se supone ejemplo de conductas y estrategias frente a la seguridad de los trabajadores.

Además, esta norma tipo ISO será referente para otras de corte temático similar, como la SA 8000 en Responsabilidad Laboral, la cual en su punto 9 establece el requisito de implantar un sistema de gestión, y que bien pudiera ser este, ahora que mantiene estructuras similares.

La aprobación final de la norma se estima que sea a finales del año 2016, si bien, la publicación en España no se espera antes de 2017.

Esta futura norma proporcionará un marco internacional para las mejores prácticas en los sistemas de gestión de la seguridad y salud en el trabajo reduciendo, de este modo, los múltiples accidentes relacionados con el trabajo, lesiones y enfermedades que se producen diariamente.

Aira Consultores aporta todo su conocimiento para la implantación de este tipo de sistemáticas que ayuden a la empresa a ser cada día mejores. Pueden solicitar información a través de nuestro correo electrónico info@airaconsultores.com o el teléfono 954 229 500.

Continuar leyendo

Coaching en la UNIA

Ayer nuestro Director de Desarrollo de Personas, Manuel García Palomo, participó como ponente en el curso Coaching Ericksoniano: ampliando la visión del coaching. Esta actividad se enmarca en el ciclo de cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía y se celebrará entre los días 11 y 15 de julio en el Campus Santa María de la Rábida.

 

El compromiso como premisa de la productividad

Empecemos por las buenas noticias. El paro registrado ha bajado de los cuatro millones por primera vez desde el año 2010. Según datos del Ministerio de Empleo ya somos más de 17 millones y medio el número de cotizantes a la Seguridad Social. Sin duda una buena noticia. Ahora bien, somos muchas las personas a las que nos preocupan aspectos como… ¿de cuántas horas son las jornadas de trabajo? (frecuentemente larguísimas aunque los contratos a veces reflejen algo diferente), ¿qué pasa con los salarios? (porque sin duda parece que se ha producido un ajuste en ellos), ¿con cuántas ganas afrontan el trabajo? (porque de ello, en parte, dependen los resultados).

Quizás, en nuestras empresas, necesitamos crear espacios para la reflexión cuando en el GTCI (Índice de Competitividad por el Talento Global elaborado por Adecco) ocupamos el puesto 36, a la cola de Europa y cinco puntos por debajo de la media global.

Es una paradoja que me resulta curiosa, por un lado aumenta el número de personas empleadas pero por otro disminuye nuestra productividad. Crecer, crecer de verdad, requiere de proyectos innovadores de calidad, y eso, entre otras cosas, exige trabajadores de nivel y personas comprometidas.

Pero las conclusiones del informe nos revelan cómo seguimos flojos en las destrezas laborales-profesionales, una situación que nos avisa sobre la obligada necesidad de realizar mayores esfuerzos de inversión en el desarrollo profesional de nuestros equipos de colaboradores. También es para reflexionar qué apoyo estamos brindando a la innovación, un punto clave en el que también necesitamos urgente inversión si queremos salir de donde estamos y acceder a niveles superiores.

Es cierto, todo esto influye en los resultados, pero también lo hace sobre la satisfacción y el compromiso de las personas y equipos que componen nuestras empresas. Y lo hace de manera determinante, sobre todo porque en realidad son ellas, las personas, las que logran los resultados. Pues bien, curiosamente los estudios apuntan a que hoy son menos de la mitad de las personas de una plantilla las que están “tirando del carro de la empresa”. ¿Sorprendente verdad? Es más, la persona que no se encuentra satisfecha disminuye su productividad hasta situarla en torno al 70%, mientras que por el contrario, cuando se encuentra comprometida, su nivel de rendimiento puede situarse sobre el 150%.

 

Frente a todo esto no podemos estar impasibles. Algo debemos hacer. Se ocurren varias cosas. Sin duda, una de ellas, apostar por invertir en el desarrollo de nuestros colaboradores, pero claro, sabiendo antes qué es lo que aporta cada quién. Es decir, obteniendo información clave sobre quién está dispuesto a ayudar, a acometer esfuerzos adicionales demostrando iniciativa y afán de superación, o quién recomienda nuestra empresa puertas afuera, o quién es consumidor asiduo de nuestros productos o servicios. Una valoración, en definitiva, sobre el grado de compromiso de la plantilla y su distribución que nos ayude a tomar buenas decisiones. También, se me ocurre poner en marcha acciones que favorezcan la transparencia sobre la gestión, acciones que aporten mayor accesibilidad, mayor comprensión, acciones que beneficien la participación, y unirlas a beneficios personales y sociales obvios, porque sabemos que son básicos para el aporte a la innovación.

Hacerlo es un gran reto. Déjanos ayudarte a medir y a crear acciones de valor.

 

Continuar leyendo